El susto para Viera fue tremendo y él mismo lo reconoce. El arquero del Junior de Barranquilla sufrió un golpe muy fuerte, propinado de manera fortuita por parte de su propio compañero, Deivy Balanta, apenas al minuto de comenzado el partido en el que Jaguares de Montería y Junior de Barranquilla igualaron 1-1, en duelo aplazado de la Liga Águila.

Ya fuera de peligro, el guardameta uruguayo se expresó sobre lo sucedido y para ello acudió a su cuenta de Twitter en donde reveló que literalmente se le “fueron las luces”, luego de la colisión.

“Quiero agradecer a todas esas personas que están orando por mi. Ya estoy estable; anoche perdí la memoria por hora y media aproximadamente no recordando casi nada de mi vida. Me asusté mucho. Ahora recuerdo todo, menos desde que empezó el partido hasta hora y media después en la clínica”.

Sebastián aprovechó para dar gracias a Dios, la Virgen y todos los que pidieron por él. Aseguró que está bien y que cree que en pocos días estará de vuelta en los entrenamientos del Junior, de cara a los próximos encuentros del equipo ‘Tiburón’. A propósito, el paciente fue dado de alta en las últimas horas y ahora guardará unos días de reposo, para después reintegrarse al trabajo de campo.

También, Viera se encargó de publicar videos en su red de Instagram, donde tranquilizó a la afición rojiblanca que le ha brindado su apoyo desde la tarde del domingo.