El partido entre Brasil y Colombia se calienta más conforme se acerca la hora del puntapié inicial, en Manaos el próximo martes. Sobre todo, el morbo de un nuevo enfrentamiento con Neymar tiene en vilo a todo el país. Por poco, un aficionado brasileño logra que ese choque tan ansiado no se dé. Durante el entrenamiento de la selección verdeamarelha, el fanático ingresó al campo de la Arena Amazonia, burló la seguridad y se abalanzó contra su ídolo, al que tumbó sin querer queriendo.

Por fortuna para la selección pentacampeona, el incidente no pasó más allá de ser una incómoda anécdota, que puso en entredicho la seguridad del estadio de Manaos, a 48 horas del partido válido por la fecha ocho de las eliminatorias camino a Rusia 2018. Eso sí, los hombres encargados de ofrecer dicha seguridad por momentos hicieron el ridículo; suerte para Tite que los defensores en el enfrentamiento ante Colombia será otro.