En los Juegos Olímpicos a menudo suceden casos curiosos e insólitos que te acercan a una medalla, o en esta caso te alejan de ella. Así le ocurrió al japonés Hiroki Ogita, quien participando en el salto con garrocha de los 5,30 metros, tumbó con su pene el listón en su último intento y por esta razón no accedió a la final de la categoría.

Al nipón jamás le había ocurrido esta situación, ya que su mayor registro era de 5,70 metros, muy por encima de la vara. Aunque no tuvo la posibilidad de pelear por una medalla, Hiroki Ogita se volvió viral por este motivo.