Traspiés del líder de la Liga. Con la vuelta de Cristiano Ronaldo y Gareth Bale, con James Rodríguez como titular y de punta Benzema, el Real Madrid no pudo doblegar a Villarreal. El conjunto blanco llevó el peso del partido y aún sin ideas, se acercó más al gol que su rival en el primer tiempo. La visita pegó de tímido, hasta que casi sin proponérselo, se puso en ventaja gracias a una mano infantil cometida por Sergio Ramos.

El cobro penal lo ejecutó Bruno Soriano y de qué manera lo hizo. Sin vacilar, en el mítico Bernabéu, el veterano la picó ante Kiko Casilla y puso frío a todo el estadio. En el segundo tiempo, el Madrid empezó con ímpetu, el que le sirvió para empatar el juego gracias a ¿quién? Sí, Sergio Ramos.

El capitán purgó su pecado con un gol de cabeza, luego de un tiro de esquina ejecutado por James. El gol pareció poner en carrera a los merengues para ir por la victoria, pero el empuje no le alcanzó, con pocas ideas. Real Madrid no supo llegar al gol de la victoria y aunque tuvo opciones para anotar, se vio un equipo que sigue quedando a deber en el juego, aunque se mantenga puntero de la Liga Santander.

Los goles de Real Madrid vs Villarreal