Atlético Nacional se convirtió en el equipo colombiano con más títulos de Copa Libertadores al ganar su segundo trofeo de la competencia venciendo, en esta ocasión, a Independiente del Valle de Ecuador.

Los verdes, que además jugaron su tercera final del torneo, ya habían celebrado en 1989 lo que era ganar este título, sin embargo, no jugaron el partido final en el estadio Atanasio Giratdot.

Nacional, quien jugó la mayoría de partidos del torneo de 1989 en el Atanasio, no pudo jugar la final en su estadio debido a la capacidad del mismo.

La Conmebol pedía que, para una final, el estadio tuviera, como mínimo, 20.000 espectadores. En ese momento, el Atanasio Girardot tenía una capacidad para 17.000 espectadores y por eso no pudo ser el escenario del partido.

En ese momento se decidió que el juego final, ante Olimpia, se jugara en Bogotá en el estadio El Campín, escenario que tenía capacidad para 42.000 espectadores en 1989.

Nacional venció 2-0 a Olimpia del Paraguay, empató la serie y por penales derrotó a los paraguayos para ganar su primera Copa Libertadores.

Nacional estrenó su estadio en una final de Copa Libertadores en 1995, cuando la jugó ante Gremio de Brasil, pero la perdió. El Atanasio Girardot ahora tiene capacidad para 44.000 espectadores.