El delantero uruguayo está en el ojo del huracán por su patada a Filipe Luis, su reacción en la cancha y sus posteriores declaraciones.