Ahora sí parece seguro que James Rodríguez se queda en el Real Madrid, por mucho tiempo. Esto, gracias a la ratificación de la sanción que impide al club merengue fichar jugadores hasta enero del año 2018, es decir, durante dos ventanas de mercado. La sanción también pena a Atlético de Madrid, ambos equipos castigados por infringir el reglamento que pena la contratación de menores de edad en las divisiones juveniles de los clubes en cuestión.

Esto, obliga a la institución que preside Florentino Pérez a no deshacerse de los jugadores de su plantel, ya que no tendré incorporaciones. En cualquier modo, Real Madrid tiene libertad para transferir jugadores a otros equipos, e incluso para comprar otros, aunque no los podrá registrar hasta que pase el castigo.

Tanto Real Madrid como Atlético dispondrán de cinco días hábiles para apelar la sanción ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), aunque el ente regulador jamás ha echado marcha atrás en una decisión de esta índole. Anteriormente, el FC Barcelona tuvo la misma sanción y esta fue ratificada por el TAS.