Todos los reflectores de los Juegos Olímpicos de Río 2016 se han ido con el nadador Michael Phelps y la gimnasta Simone Biles, las máximas estrellas en la primera semana de la justa veraniega.

El "Tiburón de Baltimore" ya se ha colgado cuatro medallas de oro que incrementan el nombre de su leyenda como máximo ganador de preseas olímpicas de la historia, con 26 metales.

En tanto, la joven estadounidense de 19 años ya subió a lo más alto del podio en dos ocasiones (Equipos y general individual) y busca tres medallas más.

Pero en el otro extremo se encuentran la mayoría de los atletas que fracasaron en su intento por estar entre los mejores tres de su disciplina.

Muchos de estos deportistas fallaron en el momento decisivo. Tal vez una ligera desconcentración, una milésima de segundo de duda o quizá mala suerte hizo que cayeran antes de lo planeado.

Estos deportistas que no regresarán a casa con una medalla en el cuello, mostraron orgullo propio, dignidad y decepción. 

El judoca sueco Marcus Nyman

El judoca sueco Marcus Nyman

Ines Boubakri

Foto:

Incluso, los atletas que parecen más rudos han llegado ha perder el control y dejaron ver su gran tristeza en escena. Boxeadores, judocas y esgrimistas, entre otros, son algunos de los deportistas que lloraron, después de perder en Río 2016.

Uno de los casos más representativos puede ser el de Marcus Nyman. El judoca sueco se desplomó, luego de que perdiera con coreano Gwak Dong-Han la pelea por el bronce, en la categoría de menos de 90 kilogramos.

En los torneos de equipos también pasan por este sentimiento. La Selección de Fútbol de México llegó a Río 2016 como el campeón defensor de la medalla dorada y era uno de los favoritos para el podio. Desafotundamente, los aztecas fueron eliminados en la fase de grupos, luego de que cayeran 1-0 ante Corea del Sur. Los "verdes" no daban crédito de su fracaso.

La Selección de Fútbol Mexicana

La Selección de Fútbol Mexicana

Getty Images

Foto:

En la galería de fotos encontrarán a los atletas que no pudieron evitar soltar lágrimas, luego de perder en los Juegos Olímpicos de Río 2016