Más de dos años han pasado desde que Alemania vapuleó a Brasil 7-1 en las semifinales del Mundial de 2014, pero los hinchas argentinos no dejan pasar ese momento para burlarse de sus históricos rivales. Si ya en la cita mundialista no paraban de reirse de los brasileños por el resultado, ahora aprovecharon los Juegos Olímpicos en Río de Janeiro para revivir esa herida.

Aprovechando que llegaron en masa a la cita olímpica, los argentinos no han desaprovechado ningún momento para recordar la goleada histórica y se ha transformado en motivo recurrente de sus cánticos. Sin embargo, lo que comenzó como un juego en las tribunas, ya se ha tornado en una rivalidad peligrosa y así quedó demostrado con la pelea que protagonizaron un puñado de hinchas trasandinos con los locales en el partido de tenis entre Juan Martín del Potro y Joao Sousa.

Los cánticos y burlas de los argentinos están generando polémicas y críticas, incluso de los propios atletas de Argentina. Al menos, así lo dejó en evidencia la generación dorada del básquetbol, quienes se lanzaron contra los aficionados por sus bromas a los brasileños con el 7-1 que les propinó Alemania hace ya dos años.

Getty Images

Foto:

Luego de la fácil victoria por 94-66 que consiguieron el fin de semana ante Nigeria, los basquetbolistas no escondieron sus críticas por los cantos que escucharon en las gradas y llamaron a no repetirlos.

Luis Scola, uno de los emblemas y capitán del equipo fue claro y dijo: "no quiero que pierda Brasil, sólo quiero que pierda cuando juega contra Argentina. Me parece una tontería cantar contra un equipo que ni siquiera está en la cancha. Cada vez que vine acá me trataron muy bien. No me siento identificado con eso”, aseguró

“Me parece una tontería; los brasileños hinchando por un equipo que ni siquiera es de su continente (hinchas brasileños cantando por Nigeria) y me parece una tontería insultar a un país que nos trata excelente. Es una tontería que se disfraza de cultura y para mí es precisamente lo opuesto. Me pareció de mal gusto insultar a los brasileños festejando siete goles que pasaron hace dos años en un deporte que ni siquiera es el que estamos jugando, con un país que ni siquiera somos nosotros”, agregó.

Pero Scola no fue el único y también se unió Manu Ginóbili, otro de los grandes valores del equipo argentino y multicampeón en la NBA: “preferiría no escuchar los cánticos en contra de Brasil, sino a favor nuestro. Eso es algo muy futbolero que realmente no aprecio. Está bueno que la gente venga, se sienta parte, que nos apoye, que nos aliente, y que nos empuje, porque lo necesitábamos, pero no le veo el sentido viajar tantos kilómetros y terminar cantando en contra de uno que ni siquiera está en la cancha".

Getty Images

Foto:

Sin embargo, no sólo los atletas se han unido a esta polémica que han generado los hinchas argentinos en Brasil y los medios se unieron a criticar este clima de tensión que se ha generado en Río 2016, ya sea de parte de los brasileños burlándose de los trasandinos, recordándoles a Chile y las dos Copa América que les han ganado, o viceversa.

“La bronca entre socios y vecinos parece contenida en un recipiente demasiado pequeño y que está a punto de estallar en cualquier momento", escribió, por ejemplo, el periódico argentino “Clarín”, mientras que “Olé” calificó la cita olímpica como los “Juegos Olimpicantes”. Ahora habrá que esperar si la tensión aumenta o disminuye con las críticas que están recibiendo los hinchas argentinos y los locales.