Cada vez son más jóvenes los participantes de los Juegos Olímpicos.

En la justa de Río 2016, que se inaugurará en unas cuantas horas, sobresale Gaurika Singh, una nadadora de Nepal, de apenas 13 años, y que se convertirá en la atleta más joven del evento.

La historia de Singh es muy particular. A su temprana edad ya estuvo cerca de perder la vida como las más de nueve mil personas que fallecieron en su país natal, en 2014, a consecuencia de un fuerte terremoto.

rio2016.com

Foto:

La nadadora se encontraba en Nepal para disputar los Campeonato Nacionales cuando se produjo el fatal sismo que le quitó la vida a miles de compatriotas.

“Fue un hecho terrorífico”, recordó la joven al portal oficial de los Juegos Olímpicos de Río 2016. “Estábamos en el quinto piso de un edificio y no podíamos escapar, así que nos escondimos debajo de una mesa durante diez minutos que parecieron interminables. Luego, conseguimos salir a la calle y refugiarnos de las constantes réplicas”, recordó.

La nadadora tuvo mucha suerte, pues se encontraba en una construcción moderna que no se derrumbó como otros edificios que cayeron debido al movimiento telúrico. 

Actualmente, Gaurika vive en Londres. Su familia se mudóa la capital de Inglaterra con su familia cuando la nadadora tenía dos años. Pero la joven atleta visita por lo menos una vez al año su país para competir y pasar un tiempo con el resto de sus familiares.

rio2016.com

Foto:

Ver nadar a la pequeña siempre es un deleite. Ha pulverizado siete récords nacionales y siempre consigue nuevas marcas personales.

“Desde que recuerdo he querido ir a los Juegos, pero pensaba que era demasiado joven para Río. Cuando hace un mes me confirmaron que tenía la marca mínima y estaría en estos Juegos fue un shock tremendo”, aseguró. 

Gaurika participará en los 100 metros espalda. Su mejor marca es un minuto con 8.12 segundos. La nadadora más rápida de esta prueba es la australiana Emily Seebohm, quien posee una marca de 58.26 segundos, aunque es un año mayor que la nepalí.