Como suele ser una tradición en los Juegos Olímpicos algunas disciplinas dejan de formar parte del programa de la justa veraniega, para dar paso a otros deportes.

Las novedades para Río 2016 fueron el regreso del golf y el rugby siete, que toman el lugar del béisbol y el softbol.

Tuvieron que pasar muchas décadas para que estos deportes volvieran al programa olímpico. El golf dará medallas en la primera edición de unos Juegos Olímpicos que se celebran en América del Sur, después de ausentarse por 112 años.

Getty Images

Foto:

El golf fue jugado en dos de las primeras ediciones de las Olimpiadas de la Nueva Era. Debutó en París 1900 y se despidió en San Luis 1904, para volver a estar presente en Río 2016.

La competencia olímpica de hombres y mujeres se desarrolla en un circuito de 72 hoyos, en la modalidad de stroke play, en la que el deportista que termine el recorrido de las cuatro vueltas de 18 hoyos en el menor número de golpes se colgará la medalla de oro.

En tanto, el rugby siete regresa también al panorama olímpico después de estar en la sombra por 82 años. Este deporte ya fue parte del programa en los Juegos de París 1900, Londres 1908, Amberes 1920 y París 1924.

Aunque en las primeras dos ediciones, Francia y Australia impusieron su ley, Estados Unidos se llevó el metal dorado en los últimos dos Juegos.

Getty Images

Foto:

A diferencia de las presentaciones anteriores del rugby, en esta ocasión se disputará un torneo de hombres y uno de mujeres. Los 12 combinados clasificados se dividirán en tres grupos de cuatro equipos cada uno, en el que avanzarán los dos líderes y los dos mejores terceros lugares a los cuartos de final. Después se jugarán partidos a eliminación hasta conocer a los ganadores de medalla.

El golf y rugby siete le ganaron la carrera a otros deportes que sus federaciones lucharon por convertirlos en olímpicos como el karate, patinaje y squash.