La Selección de baloncesto de Estados Unidos es uno de los equipos más famosos y seguidos en los Juegos Olímpicos. Por esta razón decidieron alejarse del resto de los atletas.

La integrantes de la última generación del llamado "Dream Team" serán atendidos como auténticos reyes, cuando no se encuentren en las canchas de básquetbol.

Los seleccionados de la NBA y las chicas de la WNBA no se hospedarán como el resto de las selecciones y delegaciones nacionales dentro de la Villa Olímpica, sino que eligieron un crucero de lujo para mantenerse concentrados sin ninguna distracción.

El Silver Cloud arribó a Río de Janeiro, tras 14 días de viaje procedente de Italia, para convertirse en el fortín de las selecciones de baloncesto de Estados Unidos.

Así es el lujoso crucero Silver Cloud

Así es el lujoso crucero Silver Cloud

Vía twitter.com/muelleuno

Foto:

La embarcación no es una más en su especie. El opulento barco cuenta con seis restaurantes, un casino, un bar, un gimnasio, piscinas con spa, incluso, tiene una biblioteca y un salón de belleza, que lo convierten en uno de los pocos cruceros de seis estrellas en el mundo.

Para darse una idea de lo lujoso del barco, su precio es de 12 mil euros por pasajero a la semana.

El búnker de los representativos estadounidenses fue revisado y aprobado por las máximas autoridades del baloncesto del país de América del Norte.

Así es el lujoso crucero Silver Cloud

Así es el lujoso crucero Silver Cloud

Vía twitter.com/muelleuno

Foto:

“Hemos enviado a nuestro personal en cinco ocasiones previas para conocer a fondo el alojamiento y tomar la mejor decisión para el hospedaje de nuestros basquetbolistas”, dijo a ESPN, Jerry Colangelo, titular de USA Basketball.

El crucero se encuentra atracado en el recién inaugurado Boulevard Olímpico, localizado en la zona portuaria de Río; está separado del muelle por un tejido transparente de policarbonato, material antibalas, que soporta tiros de fusil.

Tanto el representativo masculino como el femenino son favoritos para subir a lo más alto del podio y regresar a casa con la medalla de oro.

Desde Barcelona 1992, fecha en la que Estados Unidos decidió enviar a basquetbolistas de la NBA con el “Dream Team” original, solo no se llevaron el metal dorado en Atenas 2004, cuando Argentina se vistió de oro. Los de las barras y las estrellas tuvieron que conformarse con el bronce, pues la plata se la colgó España.

El dominio de las estadounidenses es un poco más marcado. Barcelona 1992 fue la última vez que no ganaron la máxima presea. En las últimas cinco citas olímpicas el resultado siempre ha sido el mismo con la selección de mujeres entonando el himno de Estados Unidos.