La Eurocopa ya no tendrá un país como sede fija y se distribuirá a lo largo de Europa con 16 ciudades distintas. Las semifinales y la final se jugarán en el Wembley de Londres.