Se acerca el momento en el que los colombianos debemos votar si aprobamos los acuerdos alcanzados con las Farc en La Habana, o si no lo hacemos. Mientras llega esa cita, el próximo 2 de octubre, hay pocos temas en el país que despierten mayor interés o expectativa. En ese marco, PUBLIMETRO pudo charlar con Óscar Figueroa, medallista olímpico en Río 2016 y sin vueltas, le preguntó si votaría por el ‘sí’ o por el ‘no’. 

“Como medallista olímpico no puedo responder esa pregunta, no puedo participar en política porque corro riesgo de que el COI me quite la medalla”.

La respuesta no es la que se esperaba, aunque es totalmente entendible. Sin embargo, el pesista colombiano fue más allá y si bien no dejó claro su parecer, sí le envío un mensaje al pueblo colombiano, que deberá votar ‘sí’ o ‘no’. 

“Invito a los colombianos a que lean, a que se informen sobre lo que se acordó en Cuba antes de ir a votar, para que el 2 de octubre voten a conciencia en algo trascendental para nuestro país. Por favor, lean muy bien sobre lo que van a votar”. 

Enfático y contundente, Figueroa tiene claro que el 2 de octubre tendrá una cita con la historia para ejercer su derecho ciudadano. Así quiere que masivamente lo hagan sus compatriotas. Pero el medallista de oro no solo habló sobre el plebiscito, también habló de otros temas del deporte nacional y también sobre su futuro, todo en el marco del evento Oster de Bogotá, en el que ofició como jurado.

Otro de los temas en el que se le indagó al deportista fue sobre su tranquilidad o no, luego de las promesas que hizo el presidente de la República, Juan Manuel Santos. En su momento, Figueroa pidió al mandatario que cumpliera lo prometido tras los Juegos Olímpicos de Londres 2012. En esta ocasión, Santos realizó un homenaje a los medallistas y volvió a efectuar promesas, una de ellas, la culminación del Centro de Alto Rendimiento de Pesas Óscar Figueroa, en la ciudad de Cali, algo que el campeón tiene muy presente y afirma que no le creerá del todo al gobierno, hasta que vea la obra culminada. 

“Le tomé la palabra pero hasta que no vea inaugurado en centro de alto rendimiento, no estaré satisfecho”. 

Figueroa piensa en el futuro. Quiere que en ese lugar se forjen los nuevos halteristas campeones de Colombia y seguramente, medallistas olímpicos. Sabe que se hace necesario además del talento y la dedicación, una buena preparación profesional y una buena administración. Por este motivo, durante dos años se dedicará a estudiar, a terminar la carrera de administración, además de una maestría que adelantará.

Esa será una fórmula para vivir una vida normal, aunque ahora es muy difícil. Es una celebridad, donde quiera pisa todos los colombianos lo admiran, le piden autógrafos, fotos, y hacen histeria por él. 

PUBLIMETRO: ¿Le cambió la vida tras haber ganado la medalla de oro?

FIGUEROA: Definitivamente sí, es un orgullo y una responsabilidad portarla. Ya era reconocido luego de haber ganado la medalla de plata en Londres, pero esto no se compara. Se puede decir que hice el curso en cuatro años para la fama (risas). 

Pasados esos dos años, Óscar Figueroa tiene pensado volver a la actividad deportiva para preparar el desafío de Tokio 2020. En su momento se rumoró que con la medalla de oro colgada en su cuello, se retiraría de la actividad, pero tal parece que el fuego sagrado no se extingue en el campeón. 

“Dentro de dos años volveré y estoy seguro que le daré más alegrías a Colombia, en Tokio 2020”.