El actual sistema de campeonato de la Liga Águila tiene voces a favor y en contra. Cada final de campeonato abre el debate sobre si el torneo actual es bueno, por la emoción que despierta, o si es malo por la falta de tiempo de trabajo y la pizca de azar que los formatos cortos conllevan. Ahora, cuando faltan meses para que se acabe el año, algunos equipos creen que se le deben hacer algunas modificaciones sustanciales.

Una de las propuestas es suprimir los torneos cortos y volver a un formato anual, con desenlace a determinar. En la actualidad, los torneos de la A y de la B se resuelven mediante playoffs, con cuartos, semifinal y final que da lugar a un campeón. Sin embargo, los equipos históricos del país pretenden este cambio con el fin de alivianar las cargas de calendario que en oportunidades no les permite competir con sus mejores jugadores en el torneo local.

La información fue revelada por Iván Mejía en el programa El Pulso del Fútbol, de Caracol Radio. Allí, el reconocido periodista manifestó que esta propuesta no tendrá asidero entre la mayoría de los clubes de la Dimayor, por lo que esta reforma no se hará, al menos para 2017. El cambio que sí se producirá, siempre con la información de Mejía, es la eliminación de los controversiales promedios.

El cronista de Caracol aseguró que a partir del próximo año se irán a segunda división los equipos que menor cantidad de puntos logren de febrero a diciembre. En este momento, los dos equipos que peor puntaje en los últimos tres años obtienen, descienden a segunda división. Esta modalidad desaparecerá.

Otro de los puntos que revelaron en El Pulso del Fútbol es la supuesta presión que están ejerciendo los equipos grandes para modificar la repartición de dinero por motivo de los derechos de televisión. Según Mejía, los poderosos exigen a la Dimayor más fondos para los equipos más taquilleros, pero los clubes de menor relieve no quieren saber nada con esta petición y para esto tienen el apoyo de los clubes de la B, salvo del América que hace parte del ‘club de los 8’, como se les conoce a los grandes.

Por otro lado, desde el Valle del Cauca aseguran que el Deportivo Cali está liderando una iniciativa para el renacimiento de la extinta Primera C del Fútbol Colombiano. La intención es que el fútbol aficionado, que es manejado por la Difutbol en estos momentos, peleé por un ascenso al Torneo Águila, así como un equipo de estos baje a la Primera C. Por lo pronto, desde el lado de la Dimayor, el presidente Jorge Fernando Perdomo aseguró a Publimetro que no se está analizando la posibilidad de crear nuevos equipos, o de repartir a equipos profesionales en plazas donde hoy no hay fútbol.