El ciclista británico Chris Froome no se rinde en la Vuelta a España. El rival más fuerte de Nairo Quintana no se preocupa por la montaña y contó en dónde tiene puesta su esperanza para ganar.

"La subida ha sido brutal, típica de la Vuelta, pero me sentí muy bien de piernas. Me dediqué a subir a mi ritmo sin perder de vista a mis rivales. Ahora ya tengo la mente en la contrarreloj del viernes".

En las más recientes etapas contra el tiempo, Froome ha sido superior al colombiano debido a que siempre le ha sacado entre 1:30 y 1:45. En esta ocasión, la ventaja de Nairo da para pensar que no va a tener problema, pero no hay que confiarse de Froome, el mejor de la temporada.

Nairo Quintana: "Ha sido un día salvado"

Nairo Quintana (Movistar), líder de la Vuelta 2016, considera que el de este miércoles con final en el muro de Más de la Costa, fue "un día salvado" para él, ya que mantiene las mismas ventajas sobre sus principales rivales: 3:37 sobre el británico Chris Froome), 3:57 sobre su compatriota Esteban Chaves y 4:02 sobre Alberto Contador.

"Sabía que iba a haber ataques, los ha habido de Contador y de Chaves, que tienen su lucha particular por el podio, pero estaba a lo mío, a ver que hacía
Froome y ha sido un día salvado", se felicitó el colombiano.

Aunque cree que "hasta el último día no se puede cantar" victoria, está optimista sobre su triunfo final y aseguró espera "hacerlo bien" en la contrarreloj del viernes, Jávea-Calpe (37 kms.), y también el sábado en la llegada a Aitana, puesto de categoría Especial.

"La de la contrarreloj es una pelea de tú a tú y nadie te puede ayudar. Espero hacerlo bien, estoy en buenas condiciones físicas y, si pierdo algo de tiempo, no será demasiado", dijo.

En cuanto a Aitana, es una subida que va con sus "características" donde su equipo se puede defender bien. "Ahí el equipo puede llevar un ritmo más continuo y nos podremos defender bien si la mala suerte no nos acompaña", añadió.

Quintana destacó que Froome y el Sky han estado hoy "muy a la ofensiva desde la salida, filtrando continuamente corredores y metiendo a varios en la fuga", pero también que él y el Movistar, que le "ayudó mucho", se han "defendido bien".

Sí ha reparado en que, a pesar de quedarse varias veces unos segundos por detrás en la última subida,
Froome "no ha tenido ningún problema en llegar con nosotros -él, Chaves y Contador-" a la meta.

Quintana ha desvelado que la que mantuvo con Contador durante un momento de la etapa fue una conversación "sin más". "Comentábamos la etapa, que hacía calor y la dureza de la subida".