Nairo Quintana aseguró que "es un milagro" que siga sobre la bicicleta, tras haber tenido malas sensaciones durante toda la jornada del Tour de Francia, en la que acabó quinto, lo que le metió en el tercer puesto provisional del podium.

"Es como si fuera un milagro de Dios poder estar de hecho hoy aquí, estaba muy mal. Lo que pasa en mi cuerpo es difícil de explicar ahora", aseguró el ciclista del Movistar tras cruzar la meta de Saint-Gervais-les-Bains en quinta posición a 26 segundos del francés Romain Bardet.

Relacionado: Nairo Quintana asciende en la clasificación general

Quintana es ahora tercero de la general a 4.27 del líder, el británico Chris Froome, y a 16 segundos de Bardet, que ocupa el segundo puesto que el colombiano hizo en París en 2013 y el año pasado.

"Hemos luchado todo el día, desde salida, ha sido un día durísimo. Son los compañeros los que me mantienen sobre la bicicleta", aseguró.

El jefe de filas del Movistar aseguró que las sensaciones que tiene son tan malas que no siente ni cansancio.

"El cuerpo no va, las piernas no funcionan", afirmó el colombiano, que reconoció que en algún momento pensó en retirarse
.

¡Más noticias de Deportes AQUÍ!

PUB/SG