Por primera vez en la historia de unos Juegos Olímpicos el nado sincronizado tendrá representación colombiana, y fue por intermedio de Mónica Sarai Arango y Estefanía Álvarez que el país consiguió una clasificación que nunca se había logrado y que puede ser un nuevo punto de partida para esta disciplina en el territorio nacional.

Por esta razón Publimetro habló con Mónica Sarai, quien con solo 18 años ya sabe lo que es llevar el nombre de Colombia muy en alto y además meterse en la historia del deporte nacional siendo pionera en su disciplina.

(En más notas: Cuadrado compite por el mejor gol de Europa en la tempoada 2015/16)

¿Qué significa ser la primera pareja que clasifica a Juegos Olímpicos en nado sincronizado?

Es un deporte que no tenía mucho apoyo ni acogida en Colombia, pero logramos la clasificación a Río 2016 y esperamos que con esto las niñas se animen mucho más a practicar el nado sincronizado para obtener mejores resultados después. Nos sentimos muy contentas por hacer historia y por abrir la puerta a las deportistas que vienen después y es responsabilidad de ellas que esa puerta no se cierre.

¿Cómo empezó ese sueño de llegar a una cita olímpica?

Hace más o menos cuatro años empezamos el camino con el ciclo olímpico y decidimos que íbamos a jugárnosla como pareja, aunque nunca habíamos nadado juntas y fue un proceso completo de adaptarse y practicar rutinas nuevas, fueron años en los cuales entrenamos mucho, tuvimos fogueos, muy grande fue el apoyo que nos dio la Liga de Natación de Antioquia e Indeportes Antioquia.

En los campeonatos que estuvimos, que fueron muchos, los jueces a nivel mundial empezaron a saber quién era Colombia y que tal vez podíamos tener un nivel para entrar a la olimpiada y eso se comprobó en el mismo campeonato preolímpico de Río de janeiro, donde logramos pasar en primera ronda y no tuvimos que pasar por repechaje.

Ya que han viajado varias veces a Río ¿Cómo se vive el ambiente de los Juegos Olímpicos allá?

La gente es muy cálida, contenta y feliz por recibir a tantos visitantes, aunque sigue el proceso de afinar muchos detalles y adecuar muchas cosas, creo que para ellos y para nosotros será cumplir un sueño. Hacer unos olímpicos en Sudamérica, con la gran calidez que tenemos acá, van a ser inolvidables y maravillosos.

¿Cómo es e nivel de Colombia respecto de las competidoras de Río 2016?

En nuestro grupo de competencia hay países fuertes; Israel, Argentina, Kazajistán, República Checa y otros países que como nosotros vienen trabajando desde atrás y por eso hemos dado mucho para subir los escalones que debemos para superar a esos países que están a nuestro alcance y soñar con pelear contra las potencias.

(Además: Falcao está de vuelta a la Champions League con Monaco)

¿Cuál es el punto fuerte de la dupla que forman con Estefanía Álvarez?

Nos reconoce mucho por nuestra alegría y por nuestra capacidad de transmitirle al mundo lo que sentimos y vivimos siempre, eso es muy importante en el momento de las rutinas. Además la nuestra rutina libre contiene muchos ritmos del país; mapalé cumbia, sonidos autóctonos, que llevamos en la sangre y nos caracterizan.

<<Vea en la galería de imágenes de arriba las fotos de la bella nadadora colombiana>>

Y muchas de las competidoras demuestran gran descaste sobre el final de las presentaciones por la intensidad y exigencia, nosotras siempre nos vemos más frescas y alegres, eso no tiene fuertes hasta el final.

¿Cuál ha sido su mayor motivación a lo largo de su carrera?

Llevo 18 años soñando con este momento, 18 años diciendo que quería ir a olímpicos y muchas personas decían que era imposible, que se iba a demorar mucho en pasar, que nadie lo había logrado antes. Pero yo respondía que sí iba a ir y sí iban a verme lograrlo.

Esa motivación de representar al país sigue intacta y además cumplir un sueño de familia, mis hermanas mayores también son deportistas y también soñaban con lograr unos olímpicos, todo eso se junta para que pueda hacer realidad mi sueño olímpico, el de mi familia y el de muchos otros colombianos.

¿Por qué el deportista siempre se destaca en disciplinas que poco son reconocidas?

Diría que somos muy echados para adelante, somos un poco tercos, pero cuando digo tercos no es malo sino que significa que cuando se nos mete algo en la cabeza nunca se sale y esa fue la clave que tuvimos con mi compañera para lograr el objetivo de ir a Río 2016.

¿Cómo ve el futuro del nado sincronizado en el país?

Nosotras apenas estamos dando una muestra de un nado sincronizado diferente, mucho más fuerte, mucho más rápido y queremos que las niñas sigan trabajando eso porque comprobamos que el referente   que buscan a nivel internacional es ese tipo de presentaciones.

A futuro deben seguir trabajando en esto, innovando para que no caiga lo que ya se ha ascendido a nivel mundial en la actualidad.

(Le puede interesar: Járlinson Pantano y las razones para que reemplazara a Nairo Quintana en Río 2016)

¿Cree que falta apoyo para su deporte?

Hemos estado en muchas concentraciones a nivel mundial, estuvimos en España practicando con el equipo olímpico de allá y todo eso fue producto de las instituciones y personas que creyeron en nosotras a nivel local y departamental. Ahora que clasificamos ya tenemos gran apoyo del Comité Olímpico Colombiano y de Coldeportes Nacional.

¿Qué mensaje le envía a los colombianos para estos Juegos Olímpicos que se avecinan?

Yo los invito a que vean el deporte, disfruten de esta modalidad de la natación que es diferente, que se gocen todo como lo hacemos nosotras, probablemente no entenderán muchas cosas, pasos y criterios de calificación. Muchos verán a unas niñas bailando en el agua, muchos movimientos, unas sacan mayor puntaje que otras, pero es normal y lo entendemos.

Solo queremos que lo disfruten, allá estaremos por Colombia, necesitamos la energía del país y de pronto conocen más de nuestro trabajo y se pueden animar.