Pep quería a las estrellas del Barcelona para su Manchester City e incluso hubo conversaciones.