La Fecha 11 de la Liga Águila dejó una buena victoria del Deportivo Cali 2 por 0 sobre Boyacá Chicó en el estadio de Palmaseca, sin embargo fue un partido que se definió muy rápido con anotaciones de Andrés Felipe Roa, pero que después cayó en su ritmo y además dejó muchas dudas por algunas decisiones arbitrales. Esto mismo fue destacado por Mario Yepes en la rueda de prensa posterior.

El DT empezó hablando de su equipo, los problemas que tuvo para generar fútbol y tomar ritmo después de haber tomado la ventaja, pero terminó diciendo que había otro tipo de circunstancias que condicionaban el desarrollo de su equipo y puntualmente afirmó: "Ojalá no sean verdad los rumores".

Cuando se le preguntó al exdefensor de la selección Colombia sobre este tema especial dijo: "Se dice que el Cali está liderando algo que no es bien visto por mucha gente... Si no está bien visto por fuera es una cosa, pero si se empieza a ver que no está bien visto dentro de la cancha... No gusta y es algo que se critica por fuera, está bien. Pero si se empieza a ver eso dentro de la cancha, es complicado para cualquier equipo sacar algo adelante".

Aunque no se mencionó por Mario Alberto, se sabe que se estaba refiriendo al conocido como 'G8' que es el grupo de equipos del fútbol colombiano que estaría organizando un cambio en la Dimayor por el tema de derechos de televisión y repartición de dineros por los patrocinadores, esta iniciativa estaría siendo liderada por el presidente del Deportivo Cali, Álvaro Martínez.

En la intervención ante los medios Yepes insistió: "Me dejan preocupado otras cosas... Ojalá no sean verdad los rumores que hay... Espero que sean rumores y que no sean ciertos", el entrenador que está dirigiendo en su primer año demostró que había algo extraño que no tenía que ver con el juego: "Me preocupa que el rumor que hay dentro del ambiente se traslade a la cancha y ahí veo que es una situación difícil de manejar porque no está en nosotros manejarla".

Los periodistas le consultaron sobre su opinión sobre este tema y el entrenador dejó una posición clara de estar alerta: "Espero que no, si es una represalia que se haga fuera de la cancha, si ya se empieza a ver en la cancha es una preocupación para la gente del Deportivo Cali y para mí directamente y los jugadores".

En el partido también hubo molestia de la tribuna por los cambios y hubo rechifla para Mario Alberto, esto lo explicó así: "Las decisiones son las que uno ve y trata de hacer de acuerdo del trabajo de la semana y lo que viene el próximo partido, sobre todo cuando tenemos partidos a mitad de semana".

Sin darse más detalles ni afirmaciones, el tema queda en el aire ya que aún no se ha ventilado todo lo que rodea esta situación en la perte directiva y a pesar de la victoria el entrenador y los jugadores del Deportivo Cali ya se sienten preocupados por lo que pueda pasar.

>>Más polémicas del fútbol colombiano en PUBLISPORT<<

Pub/RM