La cosecha de medalla en los Juegos Olímpicos para Colombia aún no se detiene, o eso puede suceder si se confirma presea de plata para la pesista Leidy Solís en la categoría de los 69 kilogramos, esto luego del supuesto dopaje de dos de sus competidoras, la china Liu Chunhong (oro) y la ucraniana Natalia Davidov (plata), quienes serían sancionadas para que la colombiana llegue al segundo lugar digno del metal plateado.

Claro, este escándalo no se produjo en Río 2016, sino en Beijing 2008, cuando Leidy apenas tenía 18 años y quedó en la cuarta posición de su categoría en aquellas olimpiadas. El Comité Olímpico Internacional decidió realizar exámenes de sangre a los deportistas que practican esta disciplina encontrando que 15 de ellos usaron estimulantes musculares que se encuentran prohibidos por la Agencia Mundial Anti-Dopaje (Wada).

La Federación Mundial de Halterofilia pidió la sanción inmediata de estos deportistas y solo se espera la confirmación por parte del COI para que se confirme la nueva medalla colombiana en las Justas realizadas en China, donde Colombia ocupó la posición número 64 con una plata y un bronce únicamente, pero si Solís recibe la medalla plateada la delegación ascenderá a la casilla 60, por delante de Trinidad y Tobago. Además, el país completaría 28 medallas olímpicas en la historia.

Leidy Solís levantó 240 kilogramos en total en aquella ocasión y de confirmarse su presea, se sumaría al pesista Diego Salazar (plata) y a la luchadora Jackeline Rentería (bronce), los únicos deportistas medallistas por Colombia en aquella ocasión. La pesista no pudo ubicarse en el podio en Río 2016, quedando en cuarto lugar de la misma categoría de los recientemente extintos Juegos Olímpicos.