Junior viajó a Uruguay con la intención de parar la hemorragia de malos resultados que viene consiguiendo últimamente. En frente, un equipo que pasa un momento totalmente distinto: Montevideo Wanderers. El conjunto charrúa acumulaba 11 partidos sin conocer la derrota y no quería que esta tarde se detuviera su racha. Ese era el partido que presentaba los octavos de final de la Copa Sudamericana.

Tal vez por temor, Junior salió cauteloso en el primer tiempo. Le puso el juego complicado a un rival que aunque manejó el balón, no creó ocasiones claras de gol. Incluso, Junior avisó en alguna oportunidad, aunque sin fortuna.

En el segundo tiempo, el partido se hizo más de ida y vuelta, con supremacía local. El cansancio hizo mella en los dos conjuntos y la mitad de la cancha se hizo un lugar de tránsito. La más clara del encuentro estuvo en los pies de Joaquín Verges, pero con el arco a disposición, al futbolista del equipo ‘bohemio’ falló sin atenuantes. El club ‘Tiburón’ también contó con una opción clara por vía de Roberto Ovelar, pero el paraguayo no hizo pie y la dilapidó.

Partido sin goles y la eliminatoria se definirá en el estadio Metropolitano de Barranquilla, la próxima semana. Junior sigue sin conocer la victoria y jugando mal, pero al menos sacó un resultado que le puede servir, si hace valer la condición de local.