Usain Bolt era una de las grandes estrellas a seguir en Río 2016 y no decepcionó a los fanáticos en la primera competencia, en la que consiguió la medalla dorada.

Pese a que le costó tomar la punta, el "Rayo" terminó luciéndose en los 100 metros planos y volvió a quedarse con la máxima presea al vencer con sus 9.81 segundos a Justin Gatlin, quien completó la carrera en 9.89.

Nueve segundos que, pese a la rapidez con los que transcurren, estuvieron llenos de emociones con un Bolt viniendo de atrás para conseguir su tercer oro olímpico.

Nueve segundos y fracción que un fanático estaodunidense utilizó para armar un cubo rubik y terminó derrotando al jamaiquino.

En un video viralizado rápidamente en las redes sociales, un hombre del país de las barras y las estrellas se instaló frente a la televisión e imitó todos los movimientos de los hombres más rápidos del mundo, pero su habilidad no estaba en correr sino en armar el popular juego de destreza.

A diferencia de lo que nadie puede decir desde Beijing 2008, el fanático fue más rápido que Usain Bolt y antes que el jamaiquino atravesara la meta para colgarse una nueva medalla de oro, el cubo rubik ya está armado. Al menos, aunque sea en el juego de destreza, puede decir que es más rápido que el "Relámpago".