De manera sorpresiva, la compañía norteamericana Liberty Media anunció mediante un comunicado la compra de un 18,7% de las acciones de la Fórmula Uno, pertenecientes al grupo Delta Topco, al que ahora manejará en su totalidad. De esta manera, Liberty Media (que ahora pasará a llamarse Fórmula One Management), tendrá la mayoría del poder accionario de la F1 y por lo tanto dirigirá el rumbo de la máxima categoría del automovilismo. La compra se efectuó por un valor total de 746 millones de dólares.

Sin embargo, el hasta hoy propietario de la F1, Bernie Ecclestone, no quedará desligado de la industria, ya que se mantendrá como el CEO de la categoría. Ecclestone ha sido criticado por llevar la Fórmula Uno a distintos destinos de Asia, con poca historia en este deporte, y alejarla de otros circuitos históricos de Europa, como Magny-Cours (Francia) y Nuerburgring (Alemania),

Este es el comunicado oficial de Liberty Media anunciando la compra

Una vez completada la adquisición, Liberty Media será el propietario de la Fórmula 1, la cual será atribuida a Liberty Media, que pasará a llamarse la Formula One Management.

El consorcio de vendedores dirigidos por CVC poseerá aproximadamente el 65% del capital del Grupo Fórmula Uno y tendrá representación en el consejo en la Fórmula 1 para apoyar a Liberty Media para seguir desarrollando todo el potencial de este deporte. Además, un representante del CVC se unirá a la junta de administración de la Liberty Media.

Chase Carey, ha sido nombrado por Delta Topco y servirá como el nuevo presidente de la Fórmula 1, en reemplazo de Peter Brabeck-Letmathe, quien permanecerá a bordo de la Fórmula 1 como director no ejecutivo. Bernie Ecclestone seguirá siendo director ejecutivo de la Fórmula 1.