Desde mayo pasado la WWE y Ryback se vieron enfrascados en problemas contractuales que finalizaron con la marcha del luchador de la compañía estadounidense.

Pero así como "The Big Guy" hizo público su molestia con la falta de apoyo e impulso que recibió en los últimos tiempos por parte de los creativos, ahora, una vez fuera de la compañía, habló sobre algunas pláticas que mantuvo con el presidente Vince McMahon.

En la primera edición de su podcast de iTunes, "Conversation with The Big Guy", el excampeón Intercontinental ventiló que su salida no se debió a intereses económicos, sino a que no le gustaba estar marginado a un segundo plano y tener pocas apariciones en el roster principal de la WWE.

"No fue un problema de dinero, esto quiero que todo el mundo lo sepa. Yo me fui de WWE y la oferta contractual a la que renuncié fue un contrato de 1.5 millones de dólares por tres años, que no valían la pena por la forma en que me trataron", indicó el luchador de 34 años.

WWE

Foto:

Si los datos que proporcionó el "Grandulón" son correctos, tendría egresos superiores a los de Roman Reigns y solo estaría por debajo de estrellas elite como The Unertaker, Randy Orton, John Cena y La Roca.

Ryback reveló que su principal molestia es que se sintió engañado por el "Jefe" de la empresa, pues Vince McMahon le prometió que lo convertiría en el mayor rudo de la WWE, algo que nunca se concretó.

De acuerdo a las palabras del "Big Guy", McMahon le propuso, incluso, que enfrentaría a AJ Styles en Wrestlemania, algo que no creyó. "Él dijo que le daría una paliza a ese tipo, pero sabía que no pasaría por el push que le han dado desde su llegada", comentó.

Para finalizar, Ryback compartió su molestia por otros aspectos como la falta de protagonismo que tenía en su etapa final con WWE. "Me parecía increíble que me quitaran de las portadas de revistas para dárselas a Roman Reigns, además de que cada vez estaba más abajo en el cártel de los shows. Tenía que haber un cambio y lo hice", conluyó.