El ciclista británico Christopher Froome, máximo rival de Nairo Quintana en el deporte de las dos ruedas, habló este jueves sobre las acusaciones de dopaje que salieron a la luz en las últimas horas y que lo salpican a él, junto a otros deportistas de elite a nivel mundial. El deportista que hace parte del equipo Sky no negó haber consumido las sustancias dichas en el escándalo, pero sí justificó por qué las consumió, ya que el ‘keniata blanco’ padece de asma desde niño. 

“He hablado muy abiertamente de estas exenciones terapéuticas y no tengo ningún problema en que esta información haya trascendido. En nueve años de carrera profesional, he solicitado dos veces una dispensa terapéutica por problemas de asma, y la última fue en 2014”.

Lea también: ¿Quiénes son los otros atletas implicados en el escándalo de dopaje a nivel mundial?

Asimismo, la Federación Británica de Ciclismo (British cycling) se pronunció acerca del escándalo y aseguró sentirse orgullosa de la manera en la que combate el dopaje en este deporte y aseguró que cree en la honorabilidad de sus ciclistas hasta que se demuestre oficialmente algún tipo de fraude.

Por otro lado, desde el seno de otro ciclista ganador del Tour de Francia y campeón también en pista, Bradley Wiggins, su entorno expresó que los documentos filtrados por los hackers rusos no expresan nada nuevo ya que el deportista siempre ha aceptado que padece asma y por eso ingiere algunos medicamentos, con consentimiento de la UCI.