Un bus que trasladaba a periodistas y voluntarios, que venía del estadio olímpico de Deodoro y se dirigía rumbo al Centro de Medios, recibió un disparo que causó daños y un par de heridos, aunque afortunadamente no hubo más cosas para lamentar.

Según los reportes, el disparo dejó como consecuencia lesiones en un voluntario turco y un periodista de Bielorrusia quien es fueron alcanzados por las esquirlas de los vidrios que se rompieron. Las personas que estaban en el automotor habían salido de este escenario deportivo donde se lleva a cabo el baloncesto olímpico.

Las autoridades de Brasil habían estado muy pendientes de la situación de seguridad que se podría complicar por supuestas amenazas de ISIS, sin embargo este parece ser un hecho de favelas, puntualmente del Barrio Ciudad de Dios, ahora se esperan reportes puntuales para despejar las dudas y establecer a los responsables.

Un episodio similar se había presentado en contra del bus del equipo de baloncesto de China hace unos días, sin embargo no hay mayores datos sobre estos incidentes, que por fortuna no dejaron heridos de gravedad ni víctimas mortales.