El hombre cruzó corriendo la pista del circuito de Marina Bay, en Singapur, justo cuando los monoplaza se acercaban peligrosamente.