Barcelona, Bayern Múnich y PSV se presentarán con nueva piel en la Liga de Campeones de Europa.