Poco a poco se han ido reportando los deportistas que representaron a Colombia en los Juegos Olímpicos Río 2016 y que dejaron en alto el nombre de Colombia en la cita deportiva más importante. Uno de los que no llegó a las finales, se quedó en el camino de la medalla y que demostró mayor dolor por lo ocurrido en Brasil fue el boxeador Céiber Ávila, quien estuvo a punto de meterse a las semifinales de la categoría de los 52 kilogramos, pero por una polémica decisión quedó eliminado.

Muchos expertos en este deporte afirmaron que Céiber debió haber ganado, otros discrepan de la claridad de la victoria y afirman que pudo haber siso una decisión dividida, sin embargo fue claro que no hubo una derrota frente al ruso Mijaíl Aloyán por decisión unánime y por eso la polémica sobre este tema sigue hasta ahora y en conversación con PUBLIMETRO el deportista también se refirió a esto.

¿Qué piensa después de haber vivido este momento complicado?

Fue un momento muy duro para mí, es algo muy difícil de afrontar y que uno no puede describir. La verdad no puedo decir que pensé una cosa, o sentí otra.

¿Cómo fue el recibimiento en Colombia después de haber quedado tan cerca del podio?

A pesar de toda la rabia, estoy contento por estar en mi país, estoy muy agradecido por lo que hicieron y dijeron en medio de la competencia en Río. Hubo mucho apoyo en los combates y además me dieron su mano en los momentos difíciles que pasaron cuando salí de competencia así.

Los mensajes y lo que me expresaron me levantó y eso es lo bonito de nuestro país, que siempre tienen voz de aliento en las buenas y en las malas.

¿Por qué hubo tanta frustración y tristeza al final de ese combate?

Fue un sacrificio de muchos años para llegara a una olimpiada, además de estar allá y representar al país, en ese combate ya sentía que podía ganar y ser medallista olímpico. Así lo sentí durante el combate, pero cuando vi los resultados y el juzgamiento de los encargados fue el golpe más fuerte que sentí.

¿Alguna vez le había pasado en su carrera algo así?

Ya me había pasado en el mundial clasificatorio para Río, disputado en Azerbaiyán, hubo algo muy parecido. Pero esta vez tenía un ingrediente muy grande, iba por la medalla y es algo que no se piensa ni se espera.

Uno vive en el deporte amarguras y tristezas, pero ninguna tan grande como la que me tocó pasar en esos cuartos de final de Juegos Olímpicos.

Aunque es difícil olvidar lo ocurrido ¿Qué viene par Céiber Ávila en el deporte?

Ahora hay que pasar la página, hay que superar esto, hay que seguir luchando para olvidar ese rato oscuro que tuvimos todos los que trabajamos para llegar allá y seguir trabajando con los entrenadores, compañeros, profesores. Espero tener revancha y grandes bendiciones vendrán.

Veremos que se nos viene en el próximo ciclo olímpico, porque vamos a seguir.

¿Cómo vivió la medalla de plata de Yuberjen Martínez y la de bronce de Ingrit Valencia?

Con Yuber hubo mucha felicidad, lloré cuando se colgó la medalla de plata como mínimo y podía llevarse la de oro. Hubo escalofrío, emoción y esperaba hacer lo mismo que él, pero ya no se pudo. Después vino lo de Ingrit Valencia y todos nos alegramos porque hizo historia.

En parte yo si tenía un poco de tristeza, porque yo tenía lo mío, sabía que podía dar más para ganar la medalla y meter mi nombre en la historia del deporte de mi país.

¿Qué falta por mejorar de parate de los deportistas y de parte de la organización para pensar en Tokio 2020 con mejores resultados?

En lo deportivo hemos respondido y no tenemos que mejorar mucho, lo que tenemos es que trabajar y entrenar para perfeccionar y mantener el nivel. Por otra parte necesitamos que nos den un poco más, tanto en concentraciones, como en un poco más de oportunidades para este grupo de boxeadores que ya ha llegado lejos, a todos nos gusta entrenar y trabajar por lo que nos gusta.

También hay que seguir apoyando el trabajo de los profes, ellos están siempre con nosotros, nos tienen bien y ellos son parte de lo que se ha conseguido en el boxeo colombiano.

¿Qué tiene esta generación de boxeadores que ha llegado más lejos y ha hecho historia en el boxeo olímpico?

En el momento de trabajar y de pelear nosotros damos todo, no 'mamamos gallo' como se puede pensar. Por eso se dieron las medallas y por eso volvimos a clasificar en finales y por eso se espera que en el próximo ciclo olímpico estemos mejor.

En el gimnasio dejamos todo, en los combates dejamos todo y este grupo de trabajo hace las cosas en serio y esperamos seguir así.

¿Qué mensaje le enviaría a los colombianos que lo han apoyado?

Lo único que quiero decir a todo el país es que estoy muy feliz y agradecido por las buenas energías que nos mandaron a toda la delegación de deportistas que fuimos a Brasil a buscar medallas.

No solo yo, todos los deportistas que viajamos y hablamos en las competencias, coincidimos en que los mensajes y fuerza que nos da este país fue muy importante para que se pudieran hacer tantas cosas bonitas.

Cuando llegamos todavía se sentía el cariño y afecto hacia nosotros. Que nos digan en la calle, en el barrio, en cualquier parte que estaban orgullosos de todos los deportistas que representamos al país, así no ganáramos medalla, es algo que paga lo hecho y llena para seguir adelante.