El defensor brasileño sufrió una falta del uruguayo e ironizó con el gesto de "no lo toqué" que hizo Suárez al momento del golpe.