El incesto, luego del auge del Cristianismo, ha sido un tema tabú en la sociedad desde entonces. A pesar de que era una práctica frecuente en algunas culturas de la Antigüedad como la griega, romana y egipcia, luego se volvió aborrecible y también una práctica criminal.

Y hay algo de razón, no por la práctica en sí, sino por lo que ha sucedido cuando este no es consensual. Por ejemplo, en 2009, se descubrió que el austríaco Josef Fritzl, de 73 años, secuestró y violó a su propia hija durante 24 años. Todo en el sótano de su casa. Ahí nacieron siete hijos, fruto del incesto. Todo se descubrió cuando la hija mayor de la relación enfermó y tuvo que ser hospitalizada. Tenía 19 años y jamás había visto la luz del día, al igual que sus hermanos. 

Getty Images

Foto:

Pero cuando el incesto es consensuado, la historia es otra, aunque sigue causando el mismo escozor. Sobre todo cuando no se trata de hermanos, como han mostrado noticias recientes y hasta la Historia misma. Sino de madre e hijo. Y ese es el caso de Mónica Mares y Caleb Peterson. Se llevan 16 años de diferencia. Ella se reencontró con él luego de darlo en adopción y fue a través de las redes sociales que terminaron enamorados. 

Viven en Nuevo México. Esto hace que lo que sienten el uno por el otro sea punible con 18 meses de prisión. Pero no les importa. ''Realmente quiero estar con él. Es difícil por ahora, pero no me importa lo que la gente dice. Estamos pasado por muchas cosas en este momento", aseguró Mares al periódico Daily Mail. Por ahora, la pareja no puede verse por imposición legal. 

Ella aseguró que asumirá todo lo que pase por enamorarse de su hijo, pero también confesó que cuando la llaman "enferma"; la lastiman. Por su parte, su hijo solo afirma que la ama y la extraña, confesó.

¿Qué es la ASG? 

La Atracción Sexual Genéetica se define como la atracción entre parientes que se conocen de adultos. Generalmente ocurre entre primos segundos, hermanos o medio hermanos. También entre padres e hijos.