Louise Murphy  y su hijo Owen, de apenas nueve años, visitaron el   Museo Riverside de Glasgow, en Escocia, y para recordar aquel recorrido, la mujer capturó varias imágenes con su celular; pero cuando regresó a casa y revisó las   fotografías   ¡vaya sorpresa que se llevó! y es que en una de ellas, se ve claramente la fantasmal figura de una niña,   con cabello ondulado y vestido de flores, que además, parece saludar a la cámara con la mano. 

"En las imágenes que tomé antes en el mismo lugar, se ve una niebla en la parte inferior; entonces, apareció: es como si se estuviera formando en esa niebla", asegura Murphy.

De principio, la mujer intentó   "pensar de manera lógica"   para poder resolver el misterio de la fotografía, pero sencillamente no pudo encontrar la explicación lógica y racional al suceso.

MÁS DE #DELAMENORIMPORTANCIA