Bien dicen que “el que quiere puede”. Y así lo demostró Fred Barley, un joven con unos enormes deseos por continuar su educación universitaria que le ayudaron a superar los obstáculos al tratar de cumplir su meta.

Fue tan grande su convicción que utilizó una bicicleta infantil para viajar durante seis horas y una distancia de 50 millas (más de 80 kilómetros) y llegar a la institución Gordon State College, en el estado de Georgia, Estados Unidos.

Reproducción WSB-TV ATLANTA

Foto:

Durante el trayecto en bicicleta, Fred cargó todas sus pertenencias en bolsas de lona, incluyendo 2 galones de agua (7.5 litros).

Una vez en la universidad, Berley instaló una casa de campaña que utilizó como refugio y donde planeaba dormir hasta que comenzaran las clases del segundo semestre.

“No tenía quién me trajera aquí,” relató Fred a un noticiario local de la ciudad de Atlanta. “Mi novia no podía manejar porque no tenía automóvil. Fue entonces cuando mi hermano menor me dio su bici.”

Fred relató que hacía mucho calor, pero cuando ya no le alcanzaban las energías se dio cuenta que “ya estaba muy lejos como para regresar, así que mejor seguí (pedaleando) para lograr mi meta.”

Durante los primeros meses de su carrera en Biología, Barley vivía en los dormitorios de la universidad. Solventaba sus gastos con préstamos bancarios, sin embargo, estos beneficios terminaron al concluir el semestre.

Cuando la policía lo cuestionó sobre la casa de campaña que había instalado, el joven, que en ese momento no tenía a donde ir, aseguró haber sentido temor. Sin embargo, las autoridades lejos de arrestarlo le ofrecieron pagar su estadía en un hotel cercano por dos noches.

“Tenía mucho miedo,” recuerda Fred. “Pensaba que iba a ir a prisión.”

Los oficiales aseguraron que el joven no quería recibir la ayuda inicialmente ya que quería lograrlo por sí mismo, pero ante su insistencia aceptó que le ayudaran a conseguir un trabajo.

Fred encontró empleo en una pizzería local. La gerente del lugar aseguró al noticiario que las ganas de superación de Fred fueron las que le indicaron que iba a ser un buen empleado.

La historia de Fred comenzó a circular rápidamente por las redes sociales a tal punto que los usuarios iniciaron una colecta a través de la página GoFundMe. Hasta ahora la página acumula más de 70 mil dólares en donaciones.

“Todas las cosas. Las oraciones, la comida, el dinero, las bicicletas — Agradezco a Dios todos los días,” afirmó Fred al conocer todo este apoyo