El senador Antonio Navarro, uno de los defensores más acérrimos del plebiscito para la paz con las Farc, fue sacado de las calles de Medellín luego de que un grupo de ciudadanos lo sacara del espacio público en un acto de proselitismo.

Navarro fue rodeado por cientos de personas mientras entregaba volantes de la Alianza Verde apoyando el sí a la paz. Como quedó registrado en un video difundido en redes sociales, quienes lo rodeaban empezaron a quejarse a los gritos por los actos de las Farc y su apoyo al plebiscito.

"Esa paz no nos sirve, señor", le gritó a Navarro un ciudadano. "Lo único que nos sirve es que esos degenerados pidan perdón, y reparen a las víctimas, y vayan a la cárcel. ¡A la cárcel degenerados! ¡No nos van a adoctrinar!", siguió diciendo ante el desconcierto del senador y sus acompañantes.

Los activistas exigieron que Navarro se retirara y que los demás transeúntes dejaran de recibir "basura". Mientras el senador pastuso intentaba razonar, los ciudadanos siguieron gritando los delitos de las Farc y rechazando el proceso de paz de Juan Manuel Santos. Al final, Navarro y su comitiva debieron abandonar su acto proselitista.

A pesar de esto, el senador aseguró en su cuenta de Twitter que fue el único caso de agresión que sufrió hoy, porque "cientos de personas recibieron con agrado" su volante. "Ni sueñen que porque alguien me grite voy a dejar de apoyar la paz en la calle. Anuncio que mañana estaré en la calle de nuevo", dijo.

Esta es la segunda agresión que el senador de la Alianza Verde y exmiembro del M-19 recibe en Medellín por su apoyo al plebiscito en una semana: un foro por la paz en el que también participaba el procurador Alejandro Ordóñez debió ser interrumpido el lunes luego de que un grupo de asistentes lo rechiflara. Incluso, uno de estos se levantó y le dijo "no hablo con asesinos, descarado".

Encuentre más información de Colombia aquí

PUB/JMR