El exministro Andrés Felipe Arias, condenado a casi 18 años de cárcel por corrupción, aseguró en un vídeo difundido que fue sometido a un "juicio estalinista" en el que la Corte Suprema de Justicia actuó "de manera ilegal" para "vengarse del Gobierno" de Álvaro Uribe, del que formó parte.

"Actuaron de manera ilegal (...) sin una sola prueba y para vengarse de un Gobierno", dijo Arias en el vídeo que fue difundido por el expresidente Uribe en las redes sociales, pero que el exministro grabó el pasado 14 de abril.

La Corte Suprema de Colombia condenó a Arias a 17 años y medio de prisión y a pagar una multa de 25.000 millones de pesos (unos 13 millones de dólares) en razón de que unos subsidios para campesinos afectados por el Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos acabaron en manos de familias adineradas cuando él era ministro.

Arias, que fue ministro de Agricultura de Uribe entre 2005 y 2009, llegó a Estados Unidos el 14 de junio de 2014, el mismo día en que un periodista filtró que su sentencia iba a ser condenatoria, mientras que su esposa y sus dos hijos llegaron cuatro días después.

El pasado 24 de agosto fue detenido en su casa cercana a Miami, donde vive desde junio de 2014 huido de la Justicia colombiana y en proceso de petición de asilo en EE.UU. como "perseguido político".

Actualmente enfrenta preso en Miami el proceso de extradición iniciado por el Gobierno estadounidense.

En este sentido, Arias dijo en el vídeo que su historia es "una de las más grandes injusticias cometidas" en Colombia y que su condena es "totalmente política".

Aseguró que fue acusado por una fiscal general "ilegítima", cuyo nombre no cita, porque su esposo es "exguerrillero con vínculos probados con paramilitares extraditados a Estados Unidos".

Según Arias, el juez que decidió enviarlo a prisión, cuyo nombre tampoco señala, es "ahijado de matrimonio del mayor enemigo que encontramos desde el Gobierno" del que formó parte por "vínculos encontrados con personas asociadas al narcotráfico".

Por último, afirmó que la magistrada que presidió el juicio, de la que tampoco da el nombre, "es víctima declarada del Gobierno de Uribe y se preguntó si así hay "garantías de imparcialidad"

"La Corte Suprema de Justicia desató una revancha judicial contra todo lo que tiene que ver con el Gobierno del presidente Uribe, ahí caemos sus ministros mientras buscan como llegarle a él", subrayó Arias.

Por todo ello, pidió tener una segunda instancia, "algo a lo que todos tenemos derecho cuando somos condenados, pero con jueces y fiscales imparciales para mostrar mi inocencia".