Una sentencia designada este miércoles por la Corte Constitucional haría que más de 80.000 madres comunitarias recibieran millonarias indemnizaciones luego de sus años de trabajo cuidando niños en los hogares del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (Icbf).

Las 49 madres comunitarias que presentaron esta reclamación habían pedido, por intermedio de una tutela, que el Gobierno les pagara los salarios atrasados hasta el 31 de enero de 2014, cuando el Icbf fue obligado a pagarles un salario en lugar de la llamada "beca" que recibían equivalente a medio salario mínimo.

El fallo haría que las mujeres podrían justificar un pago mayor a 6 billones de pesos, debido a que el costo de las indemnizaciones no solo debe incluir salarios sino factores prestacionales como pensión, salud, vacaciones y primas.

Según el abogado que lideró la tutela y representante del mayor sindicato nacional de madres comunitarias, Juan Pablo Mantilla, esta es una victoria para las madres que estaban trabajando desde los años 80 y a quienes el Estado "estaba desconociendo sus derechos laborales y pensionales".

Mantilla desestimó el impacto fiscal de esta acción judicial en el presupuesto colombiano. "Decir que la responsabilidad de este impacto es por culpa de las madres comunitarias me parece por decir lo menos injusto, injusto es que por casi 30 años hayan durado hasta el 2014 con una cosa que le llamaban beca y no reconocían que era salario", dijo a Blu Radio.

Encuentre más información de Colombia aquí

PUB/JMR