Los casi 500.000 millones de pesos que cuesta al año las escoltas de las personas en riesgo por todo tipo de amenazas podrían ser disminuidos a partir de la firma de la paz con las Farc. Los primeros en plantear la posibilidad fueron un grupo de senadores que propuso retirar un gran número de esquemas de seguridad que serían innecesarios con la firma del acuerdo de La Habana.

Senadores como el conservador Hernán Andrade, quien propuso oficialmente la medida, harían este gesto y lo propondrían como una medida voluntaria, como una forma de comprometerse con el posconflicto y la esperanza de un menor nivel de violencia en el país.

“¿Será que abrimos una página liderada por el Senado para desmovilización voluntaria de escoltas? Después del plebiscito del 2 de octubre hay que cambiar el chip”, aseguró a Semana el senador Andrade, quien aseguró que en muchas oportunidades el esquema de seguridad se ha convertido en "un símbolo de estatus".

La propuesta fue recibida con escepticismo por otro grupo de congresistas entre los que destaca el senador liberal Juan Manuel Galán, quien pidió "no pecar por exceso, pero tampoco por carencia" y sugirió analizar las necesidades de protección de personajes en zonas afectadas por el conficto con el Eln y las bacrim.

Cabe resaltar que, según cifras del Ministerio del Interior, se han desmontado cerca de 300 esquemas de seguridad pero se mantienen otros como los 301 esquemas para los sobrevivientes de la Unión Patriótica.

Mientras el costo de los esquemas de seguridad en el país fue de $491.000 millones en el presupuesto de 2015, estos oscilan de un simple escolta al cuerpo de seguridad de 65 personas que protege al senador y expresidente Álvaro Uribe Vélez.

Encuentre más información de Colombia aquí

PUB/JMR