"La violencia, el matoneo y la discriminación, son comportamientos que como sociedad debemos rechazar", Juan Manuel Santos.

Lo que sigue:

La ministra Gina Parody recalcó que, a pesar de la desición del Gobierno, el Ministerio de Educación debe acatar el fallo de la Corte constitucional y a “cumplir con su deber de combatir la violencia, la discriminación de cualquier tipo y el matoneo de nuestros niños y niñas”.

El folleto al que hace referencia el mandatario fue publicado por las Naciones Unidas y eliminado por la controversia que se generó.

Según Santos, ni el Ministerio de Educación ni el Gobierno "han implementado ni han promovido ni promoverán la llamada ideología de género" que según sectores conservadores se busca implantar en los colegios desde los primeros años de la enseñanza primaria.

"El documento del Fondo de Población de Naciones Unidas sobre ambientes escolares fue publicado en las páginas web de las Naciones Unidas para su discusión, sin la autorización del Ministerio, como lo ha reconocido en comunicado público dicha organización. Ese documento no será autorizado", afirmó Santos en una declaración pública.

Acusaciones a Mineducación

La polémica comenzó esta semana por la difusión de unas cartillas con educación sexual para niños, supuestamente del Ministerio de Educación que, según padres de familia, tergiversan la sexualidad al afirmar, por ejemplo, que no se nace con un sexo determinado sino que eso se decide a lo largo de la vida.

Las cartillas llevaron ayer a miles de padres de familia, profesores y representantes de diversas confesiones religiosas a manifestarse en al menos 14 ciudades del país pidiendo respeto por las familias, e incluso pidieron la renuncia de la ministra de Educación, Gina Parody.

Santos dijo que hoy se reunió con los jerarcas de la iglesia Católica, encabezados por el cardenal Rubén Salazar, y el nuncio apostólico, Ettore Balestrero, para explicarles que el Gobierno no promueve la "ideología de género".

El jefe de Estado dijo sin embargo, que "el respeto por la diferencia, la protección de los derechos de todos los colombianos, la convivencia y la búsqueda de la paz, son valores fundamentales de nuestra Constitución y son guía y norte en todas las actuaciones y decisiones del gobierno nacional".

Agregó que la violencia, física o verbal, el matoneo y la discriminación "son comportamientos que, como sociedad, debemos rechazar y condenar, como bien lo discutimos hoy con los prelados".

El inicio de la discusión

Todo comenzó por un fallo de la Corte Constitucional que ordenó al Ministerio revisar los manuales de convivencia de los colegios, para que sean "respetuosos de la orientación sexual y la identidad de género", después de que el estudiante Sergio Urrego se suicidara en 2014 por presunta discriminación en su colegio debido a su orientación sexual.

Por eso, Santos dijo que el Gobierno está obligado a acatar los fallos de la Corte Constitucional, y a cumplir con su deber de combatir la violencia, la discriminación de cualquier tipo y el matoneo en las escuelas.

A comienzos de semana, la ministra Parody explicó que parte de esta polémica surgió por una cartilla con contenido homosexual explícito que circuló en redes, que no fue elaborado por esa cartera y que todo no pasa de una "manipulación".