La frase

"La adopción como medio de protección de los niños, niñas y adolescentes que no tienen familia busca garantizarles el derecho a tener una constituida por una persona heterosexual en los términos explícitos del artículo 42 de esta Constitución, es decir, por un hombre y una mujer unidos entre sí en matrimonio o unión marital de hecho, con el cumplimiento de los demás requisitos establecidos en la ley".

Cómo quedaría el artículo 44 de la Constitución si se aprueba el referendo que impulsa Vivianne Morales.

El proyecto de ley impulsado por la senadora Vivianne Morales para presentar a referendo la adopción por parte de parejas del mismo sexo fue aprobado en primer debate por la Comisión Primera del Senado de la República. La votación fue de 10  votos a favor y 2 en contra.

El proyecto fue aprobado con un cambio, el cual modificaba la frase "pareja heterosexual" en la elección original por "persona heterosexual" para eliminar una crítica muy extensa que había surgido en el marco de los debates: la posibilidad de que se restrinja la adopción a personas solteras.

A favor de la propuesta votaron los senadores Hernán Andrade, Eduardo Enríquez Maya, Roberto Gerlein (conservadores), Carlos Fernando Motoa, Germán Varón Cotrino (Cambio Radical), Jaime Amín, José Obdulio Gaviria, Alfredo Rangel (Centro Democrático), Manuel Enríquez Rosero (de la U) y su promotora, Vivianne Morales (liberal).

En contra, votaron el liberal Juan Manuel Galán y Claudia López, de la Alianza Verde. Los restantes ocho senadores que hacen parte de la Comisión Primera no asistieron a la sesión, en una decisión que Morales aseguró que se trata de una persecución contra su proyecto.

Morales, que lideró junto con su esposo Carlos Alonso Lucio el esfuerzo para recaudar casi 2 millones de filmas para impulsar este referendo, aseguró que la decisión por medio de las urnas se convertiría en un modelo "más democrático" para definir el futuro de la adopción por parte de parejas del mismo sexo.

"Es muy fácil litigar desde la academia, ONG, unos magistrados auxiliares en la Corte y conseguir una mayoría de 5 magistrados que venirse aquí al Congreso de la República y ganar las mayorías en franca lid democrática, claro que es más cómodo, pero totalmente antidemocrático", aseguró Morales sobre el rechazo a que una decisión que proteja las minorías sea dirimida en las urnas.

López criticó duramente que se apoye lo que llamó una "violación de los derechos de 18 millones de personas", todo con el fin de saciar "una aspiración electoral y política de ganar votos a costillas de discriminar a una minoría por su orientación sexual".

¿Qué faltaría?

Con el paso de este escollo, el proyecto de referendo pasaría a la plenaria del Senado. Allí se deberá dar un debate que se presume será intenso en las próximas dos semanas, y luego pasará a la Cámara de Representantes para ser presentado en la Comisión Primera de la institución.

El proyecto podría ser archivado en cualquiera de estos puntos, si así lo deciden los congresistas, o tener una votación negativa. En caso de superar estos escollos, deberá ser presentado a control de constitucionalidad ante la Corte Constitucional.

Este sería el paso más difícil para superar, según la senadora Claudia López, puesto que el referendo "no tiene ninguna posibilidad de pasar el control constitucional", al discriminar el derecho de las comunidades LGBTI y de los niños en adopción a tener una familia.