Países de todo el mundo, liderados por Estados Unidos y Noruega, se comprometieron hoy a apoyar las tareas de desminado en Colombia, con la vista puesta en retirar todos los artefactos del territorio para 2021.

"El desminado es una parte esencial de la reconstrucción", señaló el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, en la apertura de una reunión sobre este asunto celebrada en un hotel de Nueva York. El encuentro tuvo como objetivo recabar más apoyos para la Iniciativa Global de Desminado para Colombia, puesta en marcha este año por EE.UU. y Noruega.

Kerry anunció que su país hará una aportación adicional de 36 millones de dólares a este esfuerzo, mientras que su homólogo noruego, Borge Brende, dijo que su nación contribuirá con 22 millones de dólares.

En el encuentro participó también el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, quien aseguró que esta iniciativa "llega al corazón" y aborda "la parte más sensible" de lo que debe hacer Colombia "para realmente tener paz".

Santos destacó que, de todas las atrocidades y tragedias del conflicto, quizás el problema de las minas es el "más impresionante" y el que causa "más sufrimiento e impacto". "Es un desafío que para mí es muy por importante, porque a mí me ha desgarrado ver cómo las consecuencias de estas minas son tan nefastas", señaló.

Colombia es el segundo país más minado del mundo, sólo superado por Afganistán, y desde 1990 ha registrado más de 11.000 víctimas de este tipo de artefactos. El problema afecta a 700 de los 1.100 municipios colombianos y las autoridades han comenzado ya el desminado en varias decenas.

Encuentre más información de Colombia aquí

PUB/JMR