Jonathan Vega, el hombre que atacó con ácido a Natalia Ponce de León, seguirá detenido en la cárcel luego de que la juez que investiga el caso rechazara la solicitud de libertad de su abogado, Antonio Luis González, quien pedía que se terminara el caso por vencimiento de términos.

De esta forma, el agresor de Natalia Ponce seguirá en la cárcel por el ataque con ácido que le propinó el 27 de marzo de 2014. La juez tomó esta determinación asegurando que no existieron dilataciones por parte de la Fiscalía en el desarrollo del proceso judicial.

De hecho, aseguró que estos retrasos pueden ser fácilmente justificados por Jonathan Vega quien siempre se ha negado a hacerse pruebas psicológicas para comprobar su estado de salud.  Esto se suma a lo alegado el pasado mes de mayo durante la audiencia de conclusión de juicio oral, en donde la representante del ente acusador aseguró que el procesado goza de plenitud de sus capacidades mentales,  toda vez que supo ordenar en el tiempo el plan macabro, compró el ácido con anticipación, además, se hizo pasar por otra persona para que ella saliera de su casa para luego agredirla.

Asimismo, en el comunicado de la Fiscalía, se señala que el ente cuenta con dictámenes médicos y psiquiátricos, videos obtenidos de las cámaras de seguridad de los lugares por donde transitó minutos antes y después del ataque, así como el testimonio de la víctima.

La defensa de Vega también argumento en ese momento que él no podría responder por el ataque porque sufre cuadros de esquizofrenia. Sin embargo, en los próximos días, según se informó, la Fiscalía hará la petición formal para que sea condenado por el delito de tentativa de homicidio. El juicio contra Vega terminaría esta semana si no se aplazan las audiencias del jueves y viernes.

Vega está recluido en la cárcel La Pìcota de Bogotá hasta que se defina su situación.

PUB/LP