El accidente que se registró este viernes en el Estadio Guillermo Plazas Alcid de Neiva, que provocó la muerte de cuatro personas y heridas a otras 20, provocó una revisión a la situación crítica del consorcio que realiza la construcción de la obra.

El Ministerio de Trabajo recordó que el consorcio fue paralizado durante varias semanas en 2015 por no cumplir con las normas de seguridad y riesgos laborales, algo que ha sido una constante crítica.

El Consorcio Estadio 2014, integrado por Jarlinson Hurtado Salas, L.A., Constructores SAS y ML Ingenieros Constructores SAS, había sido sancionado en mayo pasado por incumplimiento de la normatividad laboral en materia de riesgos laborales e impuesto una multa de 100 salarios mínimos legales vigentes, cerca de 69 millones de pesos.

Así mismo, los investigadores del Ministerio de Trabajo impusieron estos tres cargos contra el Consorcio:

• Incumplimiento por parte de Consorcio Estadio 2014 de el suministro de elementos a los trabajadores y equipos de protección adecuados en cantidad y calidad acordes con los riegos reales o potenciales existentes relacionados al trabajo seguro en alturas.
• Incumplimiento al no incluir el programa de protección contra caídas de conformidad con la normatividad vigente.
• Incumplimiento de procurar el sumo cuidado de los trabajadores y los ambientes de trabajo de acuerdo a la normatividad vigente.

Las obras serán detenidas y selladas mientras la Dirección Territorial del Ministerio de Trabajo en el Huila certifique que todas las condiciones de seguridad y riesgos laborales cumplen con la ley.

A tres sube el número de obreros muertos por desplome de las tribunas de estadio en Neiva