La frontera de Colombia y Venezuela, que permanecía cerrada desde hace casi un año, fue reabierta hoy al paso peatonal y miles de venezolanos pasaron a la ciudad de Cúcuta para comprar alimentos y medicinas.

Horas antes de la apertura, que se produjo a las 05.00 hora colombiana, tal y como estaba previsto, miles de personas se reunieron en el lado venezolano del Puente Internacional Simón Bolívar, que une la localidad colombiana de Cúcuta y la venezolana de San Antonio del Táchira, según pudo constatar Efe.

El tránsito se hizo con total normalidad pese a que se formaron largas filas ya que algunos de los ciudadanos venezolanos no contaban con la nueva tarjeta migratoria provisional, cuya puesta en funcionamiento fue aprobada por los dos Gobiernos como parte de las nuevas medidas para la reapertura de la frontera.

El director de la Policía Fiscal Aduanera (Polfa), general Gustavo Moreno, que estaba en el Puente Internacional Simón Bolívar para supervisar la operación de seguridad, explicó a Efe que esperan que "el ingreso sea progresivo" ya que este sábado "no es el único día en que se abre" la frontera.

"Pueden llegar a cualquier hora del día y todos los días de aquí en adelante. Es un paso peatonal que está abierto para que el flujo de personas se haga sin ningún inconveniente", afirmó.

El paso entre Cúcuta y San Antonio fue cerrado el 19 de agosto del año pasado como parte de una serie de medidas ordenadas por el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, para combatir el contrabando y a presuntos narcotraficantes que operan en la frontera.

Posteriormente, ordenó el cierre del resto de pasos limítrofes dispersos a lo largo de los 2.219 kilómetros de frontera común.

El pasado jueves, tras una reunión entre Maduro y su homólogo colombiano, Juan Manuel Santos, los mandatarios anunciaron la reapertura de la frontera de manera ordenada y progresiva a partir de hoy en horario diurno.

En este sentido, el general Moreno detalló que con las medidas adoptadas se reabre una frontera en condiciones "óptimas y sostenibles en temas de seguridad".

Entre los ciudadanos que llegaron a Cúcuta, había mujeres y hombres de todas las edades que esperaban con ansiedad la posibilidad de ingresar a Colombia para poder comprar alimentos y medicinas.

"Tengo artrosis hace siete años y no consigo medicamentos hace seis meses", dijo a Efe Marco Tulio Berdugo, colombiano residente en Venezuela desde 1975 que entró a Cúcuta a primera hora de la mañana.

Además de los medicamentos que necesita para su enfermedad, confesó que buscará "algo para llevar para comer".

Para garantizar que el paso de la frontera se produjese sin contratiempos, Migración Colombia preparó un dispositivo especial reforzado por miembros de la Policía y el Ejército.

Además, decenas de miembros del organismo Defensa Civil se apostaron en el Puente Simón Bolívar ante la posibilidad de que alguno de los ciudadanos tuviera algún problema de salud.

Del lado colombiano, también un pequeño grupo de ciudadanos ingresó a Venezuela minutos después de la reapertura de la frontera que hoy permanecerá abierta hasta las 20.00 hora colombiana.

La apertura "ordenada, controlada y gradual" de la frontera de entre los dos países incluye, además del Puente Internacional Simón Bolívar, entre Cúcuta y San Antonio, el Puente Unión, que comunica a Puerto Santander (Colombia) con Boca del Grita (Venezuela).

Igualmente se abrió el paso por el Puente José Antonio Páez, entre el departamento de Arauca y el estado de Apure; Paraguachón (entre La Guajira y Zulia), y entre Puerto Carreño (Colombia) y Puerto Páez (Venezuela).

Otro cruce limítrofe fundamental, el Puente Internacional Francisco de Paula Santander, que conecta a Cúcuta con la localidad venezolana de Ureña, no fue incluido en esta apertura gradual.

Encuentre más información de Colombia aquí

PUB/JMR