Roces por Natalia Springer

La Fiscalía rechazó entregarle a la Procuraduría copias de los contratos entre la entidad y la firma Springer von Schwazenberg Consulting Services, de Natalia Springer, así como de los informes de supervisión que Eduardo Montealegre realizó a estos contratos.

Según el Fiscal (e) saliente, Jorge Perdomo, el Ministerio Público no tiene la competencia para conocer estos informes, pues la supervisión hace parte del fuero constitucional de Montealegre.

En cambio, el Procurador Alejandro Ordóñez aseguró que la oposición de Perdomo es "una posible obstrucción a la justicia", debido a la reticencia para entregar estos documentos de forma adecuada.

El próximo lunes, Néstor Humberto Martínez asumirá las riendas de la Fiscalía General de la Nación luego de uno de las complejas actuaciones que tuvo en este cargo su antecesor, Eduardo Montealegre.

El exministro de Justicia y de la Presidencia toma a partir del primero de agosto el mando del principal ente de investigación a nivel nacional, luego de cuatro años en los que la entidad tomó un papel mucho más politizado y envuelto en polémicas, de las que el propio nombramiento de Martínez no se escapó.

Volver a creer en la Fiscalía

La Fiscalía durante el período de Montealegre se envolvió en polémicas complejas, en especial por los contratos que recibió la politóloga Natalia Springer y que sumaron más de 5000 millones de pesos.

De hecho, este viernes el Fiscal General encargado, Jorge Perdomo, se enfrascó en una disputa con el Procurador Alejandro Ordóñez por los contratos otorgados a Springer, los cuales están sometidos a una investigación en el ente de control (ver recuadro).

Además, según la analista del portal Red Jurista Carolina Sánchez, la elección de Martínez a pesar de no ser un abogado penalista no es una buena señal. “Un penalista requiere un acervo profesional diferente. ¿Qué ocurrirá cuando deba aplicar el fuero de su cargo de acuerdo con la Constitución?”, se pregunta.

Otro punto que genera sospechas entre los expertos judiciales es la relación de Martínez con altos funcionarios del Gobierno, en especial con el vicepresidente Germán Vargas Lleras, que han llegado a provocar dudas sobre su independencia en caso de una posible candidatura presidencial en 2018.

Todos por el postconflicto

Una de las principales labores que realizará la Fiscalía durante los próximos cuatro años será el tratamiento de las investigaciones relacionadas con la jurisdicción especial que surja de los acuerdos de paz de La Habana, que están prontos a ser firmados.

“Pero también están delitos de los que debe conocer la justicia ordinaria. Es una línea muy delgada en la que la Fiscalía estará encargada de analizar qué pasará a la jurisdicción especial para la paz. Se deberá reestructurar la entidad, mover fiscales a esta jurisdicción y nombrar otros para la justicia ordinaria”, considera Sánchez.

Descongestión y procesos congelados

La Fiscalía de Montealegre ha trabajado intensamente para encontrar la verdad algunos de los casos más complejos de los últimos 25 años, como los asesinatos de Jaime Garzón, Álvaro Gómez, Luis Carlos Galán y la suerte de los desaparecidos en la toma del Palacio de Justicia.

Pero otros casos como la muerte de Luis Colmenares, la investigación por el “carrusel de la chatarrización” o las responsabilidades penales en el desfalco a Interbolsa han sufrido de demoras. Lo mismo, según Sánchez, ocurre con otros miles de casos menos visibles mediáticamente.

“El sistema penal sigue congestionado y el vencimiento de términos en miles de casos está provocando que se tenga que dejar en libertad a los presuntos implicados para no violar su derecho al debido proceso. No es solo culpa de la Fiscalía, claramente, pero también ahí se acumulan casos”, dice.

A pesar de esto, Sánchez considera que Néstor Humberto Martínez tiene la posibilidad de ser un buen fiscal general. “Tiene una amplia trayectoria en el sector público, demostró tener un buen desempeño como ministro de Justicia, y tuvo movidas importantes contra el narcotráfico que son un buen indicio”, afirma.

Encuentre más información de Colombia aquí

PUB/JMR