Un informe de la Universidad de la Sabana indica cómo el ambiente de paz en los últimos meses relacionado con el acuerdo de La Habana no se vive en los hogares, donde casi 300 casos de violencia intrafamiliar al día se han registrado hasta el 31 de julio.

Una de las situaciones más críticas se vive por este delito en Bogotá. De los 44.796 casos registrados por Medicina Legal, más del 25% se registraron en la capital: 11.687 bogotanos sufrieron por violencia intrafamiliar, más del doble que el siguiente departamento (Antioquia, con 4576 casos).

Así mismo, la mayor parte de las víctimas son mujeres: más de 25.000 sufrieron  de agresiones por parte de sus parejas, mientras que solo 4.000 hombres fueron afectados por esta situación: una diferencia superior al 8 a 1. 3054 niñas y 2773 niños fueron víctimas de maltrato en los primeros 7 meses de 2016.

Entre los tipos de agresiones presentados por un grupo de encuestados por parte de la Universidad de la Sabana, se encuentra un importante número de personas que realizan no solo maltrato físico sino chantajes, insultos, zarandeos, agresiones psicológicas y golpes a objetos que buscan reforzar la idea de una dominación.

La mayor problemática surge de que esta violencia es permitida de forma masiva: el 81% de los encuestados por el centro académico asegura que la familia debe soportar estas agresiones para permanecer unida; el 90% apoya que "la ropa sucia se lave en casa" y se deba guardar silencio ante el maltrato, y el 86% considera necesario que los padres golpeen a sus hijos en caso de necesidad.

Esto resulta extremadamente complejo debido a que la población con más probabilidad de ser víctima, las mujeres, resulta aceptando su suerte: el 50% de los encuestados considera que la violencia es