Plebiscito

​El Presidente Juan Manuel Santos anunció al país que el próximo domingo 2 de octubre se realizará el Plebiscito por la Paz. “Les prometí que ustedes tendrían la última palabra, ¡y así será!”.

Desde el comienzo de las negociaciones el Presidente Santos siempre pidió que este mecanismo fuera el elegido para que, de esta manera, los colombianos tuvieran la en sus manos la decisión final.

El plebiscito, que fue avalado el 18 de julio por la Corte Constitucional, establece que para que se aprueben los acuerdos se necesita, al menos, que el 13 % del censo electoral vote por el sí, que equivale a 4’396.626 personas.

“Mañana mismo enviaré al Congreso el texto definitivo del Acuerdo Final y le informaré la decisión de convocar el plebiscito para su refrendación”, indicó.

Los seis acuerdos

1. Reforma Rural Integral. Contribuirá a la transformación estructural del campo, cerrando las brechas entre el campo y la ciudad y creando condiciones de bienestar y buen vivir para la población rural.

2. Participación política. Permite la ampliación de la democracia para que surjan nuevas fuerzas en el escenario político y para enriquecer el debate y la deliberación alrededor de los grandes problemas nacionales. Este punto no habla de la participación de las Farc en política sino de las garantías para que minorías y opositores tengan mayor participación.

3. Cese al Fuego Bilateral y Definitivo y la Dejación de las Armas. Define la terminación

de las acciones ofensivas entre la Fuerza Pública de Colombia y las Farc, y en general de las hostilidades y cualquier acción violenta.

También contiene el acuerdo sobre la reincorporación de los miembros de esta guerrilla a la vida civil, en lo económico, social y político.

4. Solución al Problema de las Drogas Ilícitas. Plantea una solución definitiva al problema de las drogas ilícitas, incluyendo los cultivos de uso ilícito y la producción y comercialización de drogas ilícitas.

5. Víctimas. Este acuerdo fue el más importante e incluye la creación del Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición, que contribuye a la lucha contra la impunidad.

6. Mecanismos de implementación y verificación de los acuerdos. En este punto se creó una comisión que le hará seguimiento y verificará la implementación de todo lo pactado. Además, reconoce al plebiscito como el mecanismo de refrendación de los acuerdos.

Este anuncio indica que Colombia ha terminado con más de 50 años de un conflicto armado que dejó cerca de 8 millones de víctimas y que en tres oportunidades fallidas se intentó negociar.

Desde La Habana, Humberto de la Calle, jefe del equipo negociador del Gobierno, e ‘Iván Márquez’, jefe del equipo negociador de las Farc, firmaron el Acuerdo Final para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera.

“La mejor forma de darle fin a la guerra fue sentándonos a hablar”, dijo Humberto de la Calle después de la firma.

La noticia de la terminación de los diálogos se conoció el martes en la noche cuando ambas delegaciones anunciaron que ya habían concretado la totalidad de los acuerdos pactados en la agenda.

“Se acerca el día... Vamos camino a La Paz” fue el mensaje con el que el Gobierno confirmó que la firma de la paz y la terminación del conflicto será posible en cuestión de días.

Firma del acuerdo final

"Las delegaciones del Gobierno Nacional y de las Farc anunciamos que hemos llegado a un Acuerdo Final, integral y definitivo, sobre la totalidad de los puntos de la Agenda del Acuerdo General para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y Duradera en Colombia", dijo Rodolfo Benítez, canciller cubano y garante del proceso en representación de su país.

Esto significa que el Gobierno y las Farc acordaron los seis puntos que se plantearon en la agenda, que hablan de una política de desarrollo agrario integral, participación política, solución al problema de las drogas ilícitas, reparación a las víctimas del conflicto, el cese al fuego y la dejación de armas definitivo, y la implementación, verificación y refrendación de los acuerdos.

Cada punto del acuerdo fue incluido en un documento de más 200 hojas que conformó el Acuerdo Final y que fue firmado en un acto protocolario que contó con la presencia de todas las personas que hicieron parte del proceso, incluyendo los delegados del Gobierno, de las Farc, representantes de las víctimas, miembros del Ejército Colombiano y países garantes.

“¡El día ha llegado! Hoy podemos decir que todo está acordado”

Después de la firma en Cuba, el mandatario se dirigió a todos los colombianos para contarles que el acuerdo con las Farc llegó a un exitoso fin.

“Desde el mismo inicio del proceso de paz les dije que el proceso estaba regido por un principio: ‘Nada está acordado hasta que todo esté acordado’. Pues bien: el día ha llegado. Hoy podemos decir, por fin, que todo está acordado”, afirmó el Jefe de Estado.

El Presidente de la República agradeció a las delegaciones el gran esfuerzo que hicieron, especialmente en los últimos días, para acordar los temas pendientes, cerrar las negociaciones y entregar el texto definitivo del acuerdo.

También confirmó que a partir de este momento las Farc dejan de existir y se convertirán en un grupo político sin armas. Pero recordó que antes serán investigados y juzgados; además tendrán que reparar a las víctimas y “si no lo hacen, irán a la cárcel”.

Firma de la paz

La firma de la paz no será la misma firma del acuerdo final. Según el cronograma que se ha estipulado, primero las Farc realizarán una reunión llamada ‘Décima conferencia’ en la que le mostrarán a todos los líderes de la guerrilla lo que se negoció en La Habana. En ese mismo tiempo, el Presidente Santos mostrará la totalidad de los acuerdos al Congreso de la República y a la Corte Constitucional para poder convocar a los colombianos a una votación que finalmente definirá si dichos acuerdos se implementan o no.

Así, la firma de la paz con las Farc, en la que participaría el Presidente Santos y ‘Timochenko’, junto a otras personalidades políticas, sería después de todos estos hechos. Ese momento se llamará el ‘Día D’.

Cinco días después del ‘Día D’, la guerrilla se trasladará a las zonas de concentración donde estarán vigilados por la ONU, las Fuerzas Armadas de Colombia y miembros de las Farc. En esos lugares entregarán sus armas en un plazo máximo de 180 días. Después de ese día serán bienvenidos a la vida civil.