La agencia de calificación de riesgos Fitch Ratings rebajó el panorama crediticio de Colombia a negativo desde estable y mantuvo la nota soberana en moneda extranjera a largo plazo en "BBB", informaron hoy fuentes oficiales.

Igualmente, la agencia recortó la nota en moneda local a largo plazo a "BBB" desde "BBB+"

"Hemos tenido conocimiento de la decisión de Fitch de mantener la calificación BBB para Colombia con una perspectiva negativa", dijo el ministro colombiano de Hacienda, Mauricio Cárdenas, en declaraciones recogidas en un comunicado de su despacho.

Esa situación, dijo Cárdenas, reitera la importancia de la reforma tributaria para que las finanzas públicas colombianas puedan estar en una senda de sostenibilidad y "cumplir con los estándares y las exigencias de la calificación BBB que el país tiene y desea mantener".

Asimismo dijo que la calificación BBB con perspectiva negativa ratifica el compromiso del Gobierno por sacar adelante la reforma tributaria para volver a las condiciones de normalidad y de perspectiva estable que es conveniente para la economía.

Igualmente destacó que en el análisis que realiza Fitch "resalta el marco de políticas macroeconómicas creíbles y consistentes, un historial de estabilidad financiera y la capacidad de absorber choques externos".

Explicó que el cambio en la calificación en moneda local, obedece a una revisión de la metodología que la calificadora aplicó a todos los países que cubre y que para el caso de Colombia, resultó en la equivalencia de las calificaciones externa e interna de la Nación.

Por su lado, un análisis de Bancolombia, principal grupo financiero privado del país, señaló en un comunicado que las razones que justificaron la revisión fueron, entre otras que el desbalance externo del país sigue siendo una fuente importante de vulnerabilidad.

"La expectativa de déficit en la cuenta corriente de Colombia es en promedio 5,3 % del PIB entre 2016 y 2018, muy encima de la mediana de países con calificación BBB (1,6 %)", dice en análisis.

También porque el mayor endeudamiento externo y la depreciación del peso colombiano que confluyeron en una deuda externa de 37 % del PIB en 2015 y podría incrementarse hasta 48 % en 2016 "más del doble de la mediana de países con calificación BBB".

¡Más noticias del Colombia y el Mundo AQUÍ!
PUB/SG