Una delegación de eurodiputados animó al Gobierno colombiano y al grupo guerrillero FARC a finalizar prontamente las negociaciones de paz que desde hace casi cuatro años se celebran en Cuba, informaron fuentes oficiales.

"Animamos a ambas partes a finalizar las negociaciones lo antes posible", dijo el presidente de la Comisión de Exteriores del Parlamento Europeo (PE), el alemán Elmar Brok, según declaraciones recogidas en un comunicado difundido por la oficina de prensa de la delegación de la Unión Europea en Colombia.

Brok destacó que un acuerdo de paz entre el Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) "sería una oportunidad única de poner fin a más de 50 años de conflicto armado en Colombia".

El Ejecutivo colombiano y las FARC buscan desde noviembre de 2012 en La Habana una salida política al conflicto que afecta al país desde hace más de medio siglo y se estima que en los próximos meses se firme el acuerdo de paz.

Los parlamentarios destacaron el fuerte apoyo de la Unión Europea (UE) al proceso de paz y expresaron sus esperanzas de un resultado positivo en el plebiscito que consultará la opinión de los colombianos una vez firmado el acuerdo final de paz.

"Los colombianos finalmente podrán poner fin a este conflicto que ha causado tanto dolor y sufrimiento. En un momento de creciente inestabilidad global y regional, vemos el proceso de paz como una oportunidad para Colombia y la región", subrayó Brok.

Estimó que un acuerdo de paz exitoso permitiría a Colombia explotar su potencial económico y convertirse en un factor de estabilidad en Suramérica.

Igualmente subrayó que la Unión Europea está dispuesta a apoyar a Colombia y ratificó la disposición a aportar 575 millones de euros (unos 631,1 millones de dólares) durante los próximos cuatro años.

Los eurodiputados se reunieron además con el ministro colombiano de Justicia, Jorge Eduardo Londoño, a quien le reiteraron su respaldo al proceso de paz.

"Tenemos un compromiso para ayudarles con esta tarea de la reconciliación en el país", afirmó Brok, según un comunicado difundido por el Ministerio de Justicia.

Londoño aseguró por su parte que el reto más importante que tendrá Colombia en las próximas décadas es que "haya más justicia social y más tolerancia".

Asimismo destacó el impacto positivo de los proyectos de sustitución de cultivos ilícitos para 25.000 familias y la atención que han recibido las víctimas del conflicto por parte del Gobierno.

Los eurodiputados instaron además al Gobierno y al Ejército de Liberación Nacional (ELN) a que inicien las negociaciones de paz lo antes posible.

El Gobierno colombiano y el ELN anunciaron el pasado 31 de marzo en Caracas el inicio en Ecuador de una fase pública de diálogos de paz, pero hasta ahora las conversaciones no han comenzado ante la negativa de esa guerrilla a abandonar la práctica del secuestro.

Lea también

Cese bilateral en el proceso de paz

La OEA destaca avances del proceso de paz en Colombia