La Frase:

“La inclusión de un enfoque de género en un proceso de paz como éste no tiene antecedentes en el mundo y busca fundamentalmente crear condiciones para que mujeres, y personas con identidad sexual diversa   puedan acceder en igualdad de condiciones a los beneficios de vivir en un país sin conflicto armado”, señaló el comuncado conjunto emitido este 24 de julio.

Ejes del enfoque de género

La incorporación de este enfoque gira alrededor de 8 ejes temáticos:

-Acceso y formalización de la propiedad rural en igualdad de condiciones.

-Garantía de los derechos económicos, sociales y culturales de las mujeres y personas con identidad sexual diversa del sector rural.

-Promoción de la participación de las mujeres en espacios de representación, toma de decisiones y resolución de conflictos.

-Medidas de prevención y protección que atiendan los riesgos específicos de las mujeres.

-Acceso a la verdad, a la justicia y   a las garantías de no repetición.

-Reconocimiento público, no estigmatización y difusión de la labor realizada por mujeres como sujetas políticas.

-Gestión institucional para el fortalecimiento de las organizaciones de mujeres y movimientos LGTBI para su participación política y social.

-Sistemas de información desagregados.

El propósito era lograr que este acuerdo de paz fuera el primero en el mundo en reconocer y respetar las diferencias de una sociedad, teniendo en cuenta que la construcción de la paz solo se logrará dejando en el pasado las estigmatizaciones y discriminaciones en razón del género.  

Por eso se instaló la subcomisión de género desde el 11 de septiembre del 2014. Esta fue conformada por mujeres y hombres de cada una de las delegaciones, quienes se encargaron de revisar e incluir el enfoque de género en los puntos 1: “Hacía un Nuevo Campo Colombiano: Reforma Rural Integral”; 2: “Participación Política, Apertura democrática para construir la paz” y 4: “Solución al Problema de las Drogas Ilícitas”.

Además, estuvieron presentes en la construcción del punto 5: “Víctimas” y los acuerdos alcanzados hasta el día de hoy en el punto 3: “Fin del Conflicto”.

Para lograr una inclusión completa, la mesa de conversaciones contó con la participación de las víctimas (que en un 60 % son mujeres), organizaciones de mujeres y de la comunidad LGTBI, 10 expertas colombianas en violencia sexual, expertas internacionales y exguerrilleras de varias partes del mundo. Ellas “fueron fundamentales para enriquecer el trabajo de esta subcomisión. A todas ellas reiteramos nuestro agradecimiento por ayudarnos en esta construcción”, se lee en el comunicado conjunto emitido este domingo.

ONU Mujeres tomará a Colombia de ejemplo

La directora de ONU Mujeres, la sudafricana Phumzile Mlambo-Ngcuka, afirmó que su organismo desea emplear en otros conflictos el inédito enfoque de género aplicado en las negociaciones.

"Las Naciones Unidas tenemos que hacer esto en todo el mundo. En este momento hay treinta conflictos y en diferentes momentos tendremos que negociar y apoyar esta cuestión", sostuvo la alta ejecutiva.

Mlambo Ngcuka estuvo presente este domingo en La Haana, sede de los diálogos de paz entre el Gobierno y las Farc.

"Al haber sido Colombia la punta de lanza, significa que podemos usarlo como base, por ejemplo, en Siria, en Sudán del Sur, República Centroafricana, Afganistán...", dijo Mlambo y destacó, sobre los resultados del trabajo de la Subcomisión de Género, que "es importante que el proceso de paz en Colombia haya tenido en cuenta las necesidades de las mujeres, así como el sufrimiento que han atravesado, y que vayan a ser compensadas por ello de forma apropiada en el proceso de reparación".

"Los hechos de violencia contra las mujeres, y en especial la violencia sexual, no han sido barridos bajo la alfombra, sino que han sido algo prioritario, de forma que las víctimas puedan obtener justicia. Esto no es algo que ocurra en todos los acuerdos de paz, y eso es lo que lo convierte en histórico", agregó.

Encuentre más información de Colombia aquí